La conciliación familiar en España

Con las recientes normativas de la unión Europea sobre la conciliación laboral y familiar, esta semana nos gustaría hablar de la necesidad de encontrar un equilibrio entre estos dos aspectos imprescindibles de la sociedad actual: familia y trabajo.

La conciliación es un aspecto muy debatido en las empresas. Diferentes estudios demuestran que trabajadores que se focalizan en su área con un exceso de actividad y descuidan su vida fuera de sus horarios laborales, presentan más niveles de estrés y peor rendimiento en su trabajo. Las grandes empresas tecnológicas y pequeñas empresas suelen estar más concienciados a la hora de prevenir estos efectos, implementando medidas de conciliación y con ello logran mantener y obtener una mayor implicación con la empresa por parte de sus trabajadores, mejorando la productividad y marcando camino para un cambio social necesario.

A continuación ofreceremos algunas ideas con medidas que podemos introducir desde las empresas y nosotros mismos en nuestra vida diaria para facilitar la conciliación.

¿Qué pueden hacer las empresas?

Permitir la flexibilidad horaria

La flexibilidad en el horario de trabajo y el teletrabajo son la medida por excelencia cuando hablamos de conciliación laboral. Muchas empresas optan por adaptar la hora de entrada o de salida en función de las necesidades personales y familiares de los empleados. Para evitar la desorganización en las organizaciones es bueno establecer un margen horario para dicha flexibilidad, por ejemplo, que se pueda entrar entre las 8 y las 10 de la mañana y ajustar así mismo la salida para garantizar un orden.

Apostar por una semana laboral reducida

En este caso no se trata de reducir la jornada laboral, sino de trabajar más horas durante algunos días a la semana a cambio de una reducción de los días laborales. En España esta medida suele usarse con la prolongación de la jornada de lunes a jueves para terminar la semana los viernes al mediodía. Puedes leer más sobre esto en nuestro post sobre la semana laboral de 4 días.

Implementar la acumulación de horas

Otra iniciativa es la de sumar horas extras en una cuenta por un periodo de tiempo (anual, trimestral, mensual, etc.) que luego se usarán o bien para ampliar el periodo de vacaciones o para disponer de días libres cuando el empleado lo necesite. Puede reducir mucho la ansiedad y la frustración de los empleados por perderse fechas claves familiares o no asistir a eventos importantes por culpa de horarios rígidos.

Autorizar los cambios de turno

Empresas que facilitan los cambios de turnos entre compañeros suelen ver incrementado de manera positiva el ámbito laboral. Medidas sencillas como éstas son fáciles de implementar y pueden ser de gran ayuda a la hora de facilitar la conciliación a los empleados sin suponer un coste extra para la empresa.

Fomentar el trabajo por objetivos

La planificación a la hora de trabajar en proyectos que establecen plazos y objetivos concretos permite a cada trabajador alcanzar dichos objetivos sin importar qué horario dedica a ello, incluso si es de forma presencial en la empresa o no. Esto fomenta la cultura entre los empleados que no por trabajar más horas son más productivos. Esto facilita no sólo la conciliación, sino también una mayor implicación y aumento del rendimiento.

¿Qué puedes hacer TÚ?

La principal medida que debes implementar es establecer unos límites (y mantenerlos), tanto en lo que se refiere a horarios, actividades e incluso espacios físicos.

Especialmente en los casos de autónomos y pequeñas empresas, se suele caer en la trampa de trabajar todo el día, sacrificando fines de semana, horas de sueño, comidas familiares y descansos. Los efectos a largo plazo de intentar mantener ese ritmo de trabajo son por todos conocidos: estrés, ansiedad, privación de sueño, agotamiento, etc…. Ahí es cuando nuestra salud se resiente y también lo hacen las relaciones personales. Para evitarlo, podemos comenzar por:

Aprender a desconectar (aunque parezca imposible)

Establece tu horario de trabajo y planifica todas las actividades que debes realizar en él. Cíñete a ese horario y descarta las horas extras. Atiende a las emergencias si las hubiese pero prioriza y no confundas las emergencias de los demás con las tuyas. El ansia de estar siempre conectados y contestar a emails nos hace vulnerables a no respetar los horarios que nos hemos marcado.

Separar los espacios para el trabajo y para la familia

Deja el trabajo en la oficina, pero si tienes que trabajar desde casa hazlo desde una habitación exclusivamente reservada para ello. Es muy importante que creemos esta separación entre lo profesional y lo familiar, puesto que tu cerebro hará la asociación entre el trabajo y dicho espacio exclusivamente, y cuando salgas de él podrás desconectar con mayor facilidad y no acabarás llevándote trabajo por toda la casa.

Reservar tiempo exclusivo para tu familia

Así como tienes un horario determinado para tu trabajo, debes establecer un horario y días en tu agenda exclusivos para tu familia y los eventos relacionados con ella. Debes de aprender a priorizar de igual manera una junta de trabajo y una fiesta de cumpleaños, por muy extraño que suene, porque de esta forma conseguirás un mayor equilibrio y se alejará el sentimiento de culpa de estar descuidando un aspecto de tu vida frente al otro.

Y también reservar tiempo para ti y tus intereses personales

Fuera del trabajo, no sólo te deben controlar tus obligaciones familiares, también hay que establecer algo de tiempo para nuestros hobbies, como puede ser practicar algún deporte o actividad creativa, o simplemente para algo que te relaje y cargue las las pilas, como leer un libro sin distracciones o una sesión de masaje. De esta forma no te aseguras de no acabar el día con la sensación de que atiendes a todo y a todos menos a ti mismo.

Todos sabemos que lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida muchas veces no es tarea fácil, pero estableciendo los límites, tratando los compromisos sociales de la misma forma que los de tu trabajo y marcando tiempo para uno mismo, podremos encontrar el camino hacia el ansiado equilibrio.

Referencias: Estudio sobre Conciliación y Familia, Fundación FADE (2014)
La conciliación de la vida familiar y laboral en España, Save the Children (2013)