Estrategia Digital en 2019

importancia estrategia digital, redes, nube

Primeros pasos en la implantación de una estategia digital en tu organización

A la hora de hablar de una estrategia para nuestra empresa, nunca podemos olvidarnos del entorno digital. Desde redes sociales, presencia en buscadores, emails, banners publicitarios,… la presencia de una marca en internet define en gran medida la comunicación corporativa actual, ya que es la principal puerta de entrada a nuevos clientes, proveedores, seguidores, socios, etc. Es por ello que nuestra estrategia digital debe alinearse con la estrategia de negocio que sigue la empresa de modo que no se produzcan incoherencias entre ambas.

Ilustremos este punto con un simple ejemplo: un reputado sastre de la ciudad decide comenzar a vender sus trajes online. Posee una sobria tienda en la mejor calle de la ciudad, donde se trata a los clientes con el máximo decoro y protocolo. Si esta empresario decide vender a través de un ecommerce, su estrategia digital no puede basarse en ofrecer descuentos agresivos, ofertas de 2×1 o crear un sitio web lleno de anuncios. Su estrategia digital debe alinearse con su modelo de negocio que le ha llevado al éxito.

Una estrategia digital en una empresa consiste en un conjunto de acciones a nivel online encaminadas a conseguir los objetivos de negocio marcados.

Podemos hablar de cinco fases dentro del desarrollo de una estrategia digital:

Pasos estrategia digital

PASOS PARA CREAR LA ESTRATEGIA DIGITAL

1. ANÁLISIS DEL ENTORNO

En este paso llevaremos a cabo varios tipos recopilación de información:

  • A nivel empresa realizaremos un análisis genérico del marco en el que opera toda la organización, de nuestro posicionamiento respecto a la competencia y a nuestra audiencia.
  • Información de nuestro cliente ideal, pues de esta forma sabremos qué tipo de comunicación debemos desarrollar. Debemos preguntarnos: ¿De dónde son? ¿Qué edad tienen? ¿Cuál es su formación? ¿Cómo consumen?… Cuanto más podamos cercar nuestro público objetivo, más probabilidad de generar las estrategias adecuadas para dirigirnos a él.
  • Debemos incluir también las capacidades internas que tiene la empresa para asumir esta nueva gestión: recursos económicos, humanos, tecnológicos, organizacionales,…
2. DEFINICIÓN DE OBJETIVOS

Tras analizar el entorno, lo siguiente que tenemos que hacer es fijar unos objetivos claros y específicos de acuerdo a las necesidades de la marca. Partiremos de las necesidades de nuestro negocio y de cómo el entorno digital puede ayudarnos a satisfacerlas esas necesidades para así trabajar entorno a eso.

Al finalizar tal vez nos encontremos que tenemos con diferentes tipos de objetivos (conseguir más ventas, ser la marca más relevante en nuestro campo, tener más visitas en nuestra web…), pero lo importante es que sean relevantes para nuestra marca, tan específicos para ser siempre medibles y se sientan alcanzables para mantener nuestra motivación cuando los resultados no sean tan positivos como nos gustaría.

Una metodología muy efectiva para definir objetivos es la metodología SMART. Nos ayudará a plantear objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales.

Metodologia SMART

3. PLAN ESTRATÉGICO

Es hora de planear cómo posicionaremos la marca, el llamado branding. Debemos definir cuál es el valor que aportaremos con nuestra marca y cómo ésta se verá en las redes sociales. Cuando tengamos esto claro, toca definir en qué plataformas digitales tendrá presencia la marca (o cómo optimizar las que ya tenemos), cuáles son los mejores canales para tu negocio, en función de la presencia en ellas de nuestros clientes potenciales y de nuestros objetivos.

Debemos ser claros en los elementos que integrarán cada una de estas plataformas: ¿Qué le ofreceremos al usuario y por qué se sentirá tentado a regresar a nuestros canales? El contenido es la clave para que nuestra estrategia sea exitosa: debemos tener bien claro qué quiere comunicar nuestra marca y qué quiere consumir la audiencia. Nos será muy útil identificar qué les gustaría saber o leer en nuestros canales y cuáles son sus necesidades.

Por supuesto, siempre habrá que relacionar la marca con los valores que deseamos asociar a esta. Si en nuestro negocio físico nos gusta ser reconocidos por la calidad del producto y cuidamos hasta el diseño de los envoltorios, habrá que cuidar igualmente el diseño y estilo de nuestro discurso online. En nuestras estrategias proponemos una serie de valores intrínsecos a la marca y  nuestras acciones estratégicas deben servir para reforzarlos en el canal online.

4. EJECUCIÓN DEL PLAN

Una vez conozcas las estrategias a implementar, definimos:

  • Costos, debemos conocerlos y presupuestarlo para saber cuánto deberemos invertir en la ejecución del plan.
  • Plazos en que se realizarán las diferentes estrategias a corto y largo plazo.
  • Recursos y habilidades, debemos incluir qué herramientas necesitas y quién será responsable de cada acción.
  • Y ejecutaremos dicho plan.

5. RESULTADOS Y ANÁLISIS

Esta fase estará orientada a medir los resultados de las acciones llevadas a cabo. Solo midiendo sabremos si hemos conseguido los objetivos corporativos. Será algo que tendremos que hacer forma periódica, normalmente mensual, especialmente si dichos objetivos cambian a lo largo del tiempo.

El entorno online es fantástico para realizar estos análisis porque nos permite medir las impresiones, las visitas y los clics que han entrado en nuestras plataformas, la cantidad de nuevos seguidores o fans, comentarios, retweets, likes, veces que tus publicaciones fueron compartidas, entre otras muchas, y lo mejor es que permite hacerlo además de forma casi instantánea. Utilizaremos todas estas herramientas para tener una visión más clara de lo conseguido en su conjunto y saber dónde debemos mejorar.

Esperamos que estas claves os ayuden a dar los primeros pasos en el mundo digital o a fortalecer los que ya habéis dado. ¡Hasta el próximo post!